Especialistas consideran necesario implementar un plan de vigilancia de infecciones emergentes

 img n2fTema fue analizado durante el Noveno Curso de Infectología que organizó la Escuela de Medicina UV.

Debido al aumento que ha experimentado la movilidad internacional de las personas, en la actualidad muchos países han comenzado a aplicar distintos programas, planes, protocolos o herramientas destinados a prevenir el surgimiento de brotes de enfermedades infecciosas poco comunes o limitadas a ciertas áreas geográficas del planeta, como una manera de asegurar la salud de sus habitantes locales y el respeto a los derechos a una adecuada atención y tratamiento de los viajeros o migrantes que puedan padecerlas.

El asunto fue analizado durante el Noveno Curso de Infectología que organizó el Departamento de Micología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso y que tuvo lugar en el Campus de la Salud de Reñaca.

Dirigido por el doctor Rodrigo Cruz y coordinado por el doctor Gonzalo Wilson, el encuentro congregó a especialistas, becados, estudiantes y profesionales de la salud de la región.

Entre los temas abordados figuraron los relacionados con el avance que han experimentado la tuberculosis, las infecciones provocadas por Rickettsia, el aumento del VIH-SIDA y de algunos males emergentes vinculados a la inmigración.

“Como profesionales de la salud debemos hacernos cargo de los desafíos sanitarios que implican y traen consigo este tipo de males. Tenemos que acostumbrarnos a nuevos diagnósticos de tuberculosis multidrogoresistente, a infecciones oportunistas y otras infecciones frecuentes en países de climas tropicales y subtropicales”, explicó el doctor Cruz.

Al respecto, la doctora Jeannette Dabanch, directora del programa de especialización en Infectología que imparte la Escuela de Medicina de la UV y past-president de la Sociedad Chilena de Infectología, precisó que organismos como la Organización Mundial de la Salud están preocupados de evitar el contagio de este tipo de males y de otros como lepra, sarampión, rubeola, malaria, parotiditis, difteria, Sars, dengue y lepra, que en su mayoría no están presentes en Chile y, por lo tanto, a nivel local hoy cuesta más diagnosticarlos.

“En Chile no existe un programa de vigilancia de enfermedades infecciosas que esté dirigido a los migrantes, en especial de países cuyos programas sanitarios o de cobertura de vacunas es bajo o deficiente y de los cuales -en el último tiempo- han estado arribando a nuestro país cada vez más personas cuyas condiciones de salud son malas o tiene mayor riesgo de enfermarse o iniciar infecciones latentes en nuestro país”, precisó la doctora Dabanch.

Por ese motivo, esta última consideró necesario que el Gobierno, evalúe la posibilidad de implementar a la brevedad un plan o protocolo destinado a conocer el perfil de salud que presenta cada extranjero que solicite ingresar a Chile, en especial a quienes lo hacen en calidad de inmigrantes.

Enfoque técnico

La especialista explicó que lo anterior no guarda relación alguna con temas políticos o de discriminación, sino que se trata de un enfoque netamente técnico vinculado a la salud, como parte de un fenómeno relativamente nuevo, del que aún no se consideran todas las variables que entran en juego.

“Una de ellas es la del perfil sanitario. Desde nuestra visión, como infectólogos, tenemos claro que a nivel nacional no contamos con una política pública diseñada para, por un lado, caracterizar cuál es la situación de nuestros migrantes en esa materia y, por otro, generar programas de prevención -ya sea a través de vacunas o de evaluación- como lo hacen hoy muchos países desarrollados, que para permitir el ingreso de extranjeros a su territorio, además de las condiciones de trabajo, por ejemplo, también se exige el cumplimiento de ciertas condiciones de salud”, acotó la docente de la Escuela de Medicina de la UV.

Al respecto, agregó que este proceder también debe considerar la capacitación de los equipos de salud del país, que muchas veces se enfrentan a enfermedades que desconocen o sobre las cuales no tienen herramientas adecuadas de laboratorio o terapias, por lo que se reacciona tarde y se termina vulnerando los derechos de los propios inmigrantes a ser bien atendidos.

Otro de los temas que consideró el curso fue el de las infecciones emergentes y migraciones, en que el que también expuso el infectólogo alemán Thomas Weitzel, quien habló sobre la Rickettsia, un grupo de parásitos unicelulares presentes en aguas y alimentos contaminados o transmitidos por insectos como piojos, pulgas y garrapatas, capaces de generar males como el tifus o la denominada Fiebre de las Montañas Rocosas.

 img n2f

Redes Sociales

pie fbgooglepie ytinstagram icon
grafica creatic gob negro 70 copia 3